capitaltech

¡Trabaja tu pasión!

En una empresa existe gran variedad de tonalidades de colaboradores en lo que a la actitud se refiere, desde el que le da los buenos días a sus compañeros y responde el teléfono con una sonrisa que contagia a la persona que llamó, hasta el que busca cubrir un horario establecido y hace estrictamente lo que se le pide.

¿Qué tienen de diferente estos dos personajes y por qué a pesar de convivir en las “mismas” condiciones laborales su postura difiere ampliamente?

Existen un sinnúmero de factores, sin embargo evitaré ahondar en temas personales de cada uno de ellos y te compartiré uno que es especialmente relevante: la pasión por lo que haces.

 El practicar tu pasión, sin importar cuál sea ésta, es clave para que tu actitud sea positiva.

Comencemos con una pequeña dinámica, piensa en lo siguiente:

  • Algo en lo que seas bueno
  • Algo que te apasione
  • Algo que te genere ingresos para mantener tu estilo de vida

¿Pensaste en tres actividades distintas o eres de los afortunados que además de ser bueno en tu trabajo éste es tu pasión?

El practicar tu pasión, sin importar cuál sea ésta: los números, la música, el deporte o la fotografía, es clave para que tu actitud en el trabajo sea positiva, en ocasiones, existe algo que te apasiona tanto que dedicas horas a la semana a practicarlo hasta que te vuelves experto y al volverte tan bueno puedes llegar a ganar dinero por hacerlo. Cuando te apasiona tu trabajo disfrutarás cada momento que le dediques, pero ¿qué hacer cuando no es así? Te comparto dos consejos que en lo personal me motivan a realizar mis labores con más entusiasmo:

  1. Relaciona tus actividad a tu pasión, es decir, si ésta es el fútbol, mi recomendación no será que te pongas a correr por los pasillos de la empresa, sin embargo probablemente eres un excelente líder de equipo y esto puede ayudarte a coordinar a tus compañeros de trabajo para que las funciones y roles de cada uno fluyan de manera eficiente.

Sea lo que sea lo que te apasiona, aprovéchalo en tus actividades y disfrútalas más.

  1. ¡Practica lo que te apasiona tanto como lo necesites! Saliendo del trabajo o los fines de semana son excelentes momentos de enfocar tu atención en lo que te gusta hacer y además en definitiva liberarás el estrés y desarrollarás tu habilidad.

Un claro ejemplo de la importancia de la pasión en la consecución de objetivos es Walt Disney, quien se expresaba de Mickey Mouse como si “ese ratón fuera de su familia”, esta frase demuestra lo que él sentía por su más famosa creación, la que lo llevó a dar el salto a lo que es el imperio Disney y que hoy en día conserva los valores y la filosofía que instituyó su fundador.

¿Podrías decir que tu trabajo es tu familia? ¿Lo consideras tu segunda casa? Si es así, seguro tienes tus metas y objetivos claros y estás trabajando para conseguirlos, si la respuesta es no, te invito a establecerlos y trabajar de manera que cada paso que des hoy te lleve a conseguirlos.

El enfocar tu energía en lo que te apasiona hacer te permitirá a tener una mejor actitud y encontrar soluciones a los obstáculos que se presentan, ¡no te limites!

Pregúntate si lo que estás haciendo hoy te acerca al lugar en el que quieres estar mañana

– Walt Disney